El del pago móvil

Screenshot de mi Apple Pay con las tarjetas de Banco Santander

Os comenté en el post anterior sobre el método de desbloqueo del móvil que esto nos sería útil para el siguiente post sobre el pago móvil. ¿Parece algo complicado o demasiado moderno, verdad? pues en realidad, la posibilidad de registrar tu tarjeta de crédito o débito en el móvil para poder hacer pagos utilizando directamente el NFC (mismo chip que utilizan las tarjetas contactless que no necesitamos insertar en el lector) lleva unos cuantos años entre nosotros, lo que pasa es que ha tardado bastante en llegar a España… culpa de los bancos y sus comisiones, ya sabéis (no me quiero meter mucho con ellos porque tengo varios amigos que leen este blog y están en el mundo financiero :D).

El caso es que, igual que le pasará en unos meses al mundo del taxi (no me quiero meter mucho con ellos tampoco, no por falta de ganas, sino por no perder alguno de los 7 lectores que tengo (sí amigos, ¡estamos creciendo! ¡Woohoo!), finalmente han tenido que pasar por el aro y modernizar algunas cosas. Al principio, los bancos dijeron que las condiciones que les exigían algunos métodos de pago móvil como Apple Pay eran inaceptables… pero mira por donde, parece que poco a poco van pareciendo más aceptables… así que al principio se unió el Banco Santander con un contrato de exclusividad de 1 año y, ahora que el año está próximo a finalizar, ha dicho La Caixa que integrará Apple Pay antes de final de 2017, por lo que poco a poco iremos viendo más bancos que se vayan subiendo al carro, tal como hizo el BBVA pero en este caso con exclusividad en dispositivos Android.

En otros países del mundo podemos encontrarnos de todo… por ejemplo, en Estados Unidos está muy extendido y desde hace muchos años el pago con tarjeta para casi todo, lo cual parece una ventaja… pero en ocasiones es posible encontrar lectores muy viejos que aun no soportan contacless y que nadie ha cambiado porque sigue funcionando estupendamente, pero no es posible pagar desde el móvil. En Dinamarca por el contrario, todo se paga con tarjeta o con distintas aplicaciones que existen para almacenar saldo en el móvil y poder realizar el pago sin llevar efectivo, por lo que es muy habitual pedir una cerveza y que te traigan la cerveza y el datáfono o que pague algún amigo y hacerle en ese momento el pago de tu parte, etc. No es que por aquí no podamos hacer eso, es que todavía no lo tenemos muy extendido… tiempo al tiempo.

Hay una situación que me molesta especialmente. Ya no el hecho de poder pagar con tarjeta o no (hay comercios que siguen sin aceptarla… por ejemplo en mi peluquería de toda la vida… ella sabrá lo que declara a Hacienda y lo que no), pero lo que de verdad me molesta es cuando te dicen ‘El pago mínimo con tarjeta son 10€‘. Esta práctica, cada vez menos utilizada por fortuna, no es del todo legal. Si el establecimiento pone en la puerta que aceptan pagos con tarjeta, significa que aceptan pagos con tarjeta. Si hay un precio mínimo debe especificarse en la puerta o de lo contrario es ilegal. Además, esta práctica viene de tiempo atrás, cuando cada transacción llevaba un coste implícito para el comercio… pero hoy en día casi todos los bancos trabajan con una tarifa plana para las tarjetas a partir de cierta cantidad, por lo que la mayoría de comercios ya disponen de esta tarifa y no debería existir el mínimo para aceptar la tarjeta.

¿Y qué pasa con Android?

Pues en Android, para variar, la cosa está un poco segmentada. Primero llegó a España Samsung Pay con un acuerdo con La Caixa y, unos meses más tarde, llegó Android Pay, el cual no requería de ningún móvil de la marca Samsung, simplemente tener chip NFC, una versión de Android superior a la 4.4 (KitKat) y no haber rooteado el teléfono (ya hablaremos otro día de qué es esto de ‘rootear’ o hacer ‘jailbreak’), aunque su llegada también fue limitada, siendo compatible únicamente con BBVA… así que, como podéis ver, a fecha de hoy cada servicio va de la mano de un banco, por lo que la elección no depende de qué aplicación utilizar sino de en qué banco tienes la pasta 🙁

No sabemos cuánto tiempo seguirán funcionando así estos servicios, pero lo que está claro es que cada uno ha firmado una exclusividad con el banco que más le ha interesado y que poco a poco iremos viendo cómo se van integrando más bancos. Veremos qué pasa a finales de este 2017 cuando termine la exclusividad del Santander con Apple.

De forma paralela, algunos bancos han optado por integrar la tarjeta en su propia aplicación, por lo que por ejemplo Bankia ha optado por esto último y tienes que abrir la app de Bankia para poder realizar el pago de igual forma que harías con las anteriores… ¿cual es el problema? pues que si tienes tarjetas de varios bancos o una tarjeta de empresa y otras privadas, tendrás que llevar chorropotocientas apps instaladas y acordarte de dónde tienes cada una… no mola mucho. El motivo está relacionado con las condiciones de los distintos servicios globales o con las restricciones de los acuerdos de exclusividad, el banco no se quiere quedar atrás pero no puede integrarse con ninguno de los servicios anteriores, por lo que saca esta solución para que todo el mundo esté contento.

Venga vale, quiero hacer eso tan moderno, ¿qué hago ahora? ¿cómo funciona esto?

Primero hay que añadir la tarjeta en la app correspondiente, para ello tienes que seguir las instrucciones (muy sencillas y para todos los públicos) de cada una de las aplicaciones:

https://www.bancosantander.es/es/particulares/banca-online/apple-pay
https://www.bbva.es/general/banca-online/android-pay/index.jsp
https://www.bankia.es/es/particulares/servicios/pago-por-movil
https://www.caixabank.es/particular/tarjetas/samsungpay_es.html
https://www.carrefour.es/pass/applepay/

Depende de cada aplicación, pero básicamente tienes que abrir la app donde tienes la tarjeta y acercarla al lector de tarjetas como harías con tu tarjeta contactless habitual… y ya está, te pedirá el PIN o la huella si tu móvil soporta biometría (esto ya lo hemos hablado por aquí)… ¡y nada más! La app emitirá un pitido y en el lector de tarjetas veremos que la operación se está tramitando.

Otra ventaja de este sistema es que nos podemos olvidar del papel. No del ticket de compra, que será necesario para realizar cambios o devoluciones, pero sí del justificante de pago que nos daban en ese papel chuchurrio que tendía a enrollarse y que a los pocos días se empezaba a borrar como si de un mensaje ultra-secreto se tratase. Para acceder a todas las últimas compras y pagos simplemente tendremos que abrir la aplicación y las veremos, sin necesidad de entrar a la app del banco o a la web del mismo.

Tengo tarjetas de crédito y tarjetas de débito

Sin problema, todos los sistemas mencionados soportan tanto tarjetas de débito como tarjetas de crédito. Además, algunos de ellos soportan más tarjetas como por ejemplo la tarjeta de El Corte Inglés (soportada por Samsung Pay), la tarjeta Pass de Carrefour (soportada por Apple Pay) o la tarjeta de Tickets Restaurant (soportada también por Apple Pay).

¿Sirve también para almacenar mis tarjetas de fidelidad?

Lo reconozco… tengo un problema con las tarjetas de fidelidad. Me las hago todas. Tengo tarjeta de fidelidad en sitios realmente insospechados… por lo que cuando me preguntan si la tengo les digo que no lo recuerdo y que lo miren en la base de datos. En realidad no sirven de mucho… quitando las de los puntos de las gasolineras (mi coche consume MUCHA SinPlomo98, por lo que acumulo más de los que me gustaría), la del Decathlon y algunas tiendas de alimentación como Carrefour o Consum, el resto no me aportan ningún beneficio… pero ahí están por si acaso 😀

Y dicho esto, en algunas de las apps antes mencionadas sí que se pueden almacenar las tarjetas de fidelización. Además, existen apps especializadas en esto como puede ser el caso de Stocard (https://itunes.apple.com/es/app/stocard-tarjetas-fidelizaci%C3%B3n/id444578884?mt=8 y https://play.google.com/store/apps/details?id=de.stocard.stocard&hl=es, pero soy de los que prefiere llevar todo en una misma aplicación, no me gusta tener apps instaladas que hacen cosas similares.

Y más… billetes de AVE, tarjetas de embarque, reservas de hotel…

Mi hermano viaja casi tanto como yo, sobre todo a Uk… ¡pues el tío se sigue imprimiendo los billetes en papel porque le da miedo que el teléfono no funcione o no le dejen subir al avión con la tarjeta de embarque digital! Me muero y no le educo. Yo soy justo al contrario, todo lo que pueda llevar en el móvil va al móvil, y cuando tengo que imprimir algo me fastidia bastante, lo veo arcaico y contra el medio ambiente, además de que creo que es más fácil perder el papelito de marras con mi número de reserva del hotel que llevar en el móvil la tarjeta de Booking:

Como podéis ver, tengo unos días bastante durante la semana que viene.

¿Qué pasa con la Seguridad?

Por defecto todas estas tarjetas se almacenan localmente en tu dispositivo, por lo que recuerda lo importante que es configurar un sistema de bloqueo y desbloqueo seguro. Por supuesto toda esta información se almacena de forma segura y cifrada, no es posible que alguien te quite la tarjeta de almacenamiento mientras estás despistado y tenga acceso a tus datos de tarjeta, y esto es así en las tres soluciones. Tened en cuenta que los bancos españoles tienen un seguro para las transacciones fraudulentas y te devuelven el dinero, por lo que tienen que asegurarse mucho de la seguridad para que nadie diga luego que le han robado el teléfono y alguien ha comprado esa televisión de 90″ que ha recibido en su casa. Además, puedes hacer copia de seguridad en la nube si así lo prefieres, de manera que si adquieres un nuevo móvil no tendrás que volver a registrar tus tarjetas físicas y añadir una a una todas las de fidelización.

En el hipotético caso de que pierdas el móvil, no es necesario cancelar de inmediato tus tarjetas tal y como harías si pierdes la cartera. Simplemente tendrás que entrar en la web y poner que tu dispositivo está en Modo Perdido para que Apple Pay quede deshabilitado y bloqueado hasta que desactives el Modo Perdido y vuelvas a iniciar sesión en iCloud. Evidentemente con Android Pay es exactamente igual, si pierdes tu dispositivo puedes bloquearlo desde la web para que no sea posible desbloquear el terminal y acceder a esta información ni siquiera conociendo el patrón de desbloqueo o el código de bloqueo.

Bueno, ¿cómo lo veis? Parece complicado pero ya veréis como en realidad no lo es tanto. Todos estos sistemas tienen en cuenta que quieren llegar al mayor número de usuarios, por lo que la forma de añadir la tarjeta no debe ser demasiado complicada o sólo lo conseguirán frikis como yo… así que si vuestro banco está soportado ¡no dudéis en añadir vuestra tarjeta y empezar a pagar! Aunque siempre podéis hacer como yo y cambiar de banco adrede sólo por esto (al final voy a ser friki de verdad 🙁 )

Deja un comentario